La Junta de Andalucia vuelve a atacar a las mujeres con su política de recortes.

Estándar

La Junta de Andalucía “recorta” en 1,8 millones las subvenciones a asociaciones de mujeres y ayudas laborales a víctimas de violencia género.
La portavoz de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación del Grupo Parlamentario Socialista, Soledad Pérez, ha criticado este sábado que la Consejería de Igualdad de la JUNTA, “en un nuevo ataque a la igualdad de género, ha recortado” en 1,8 millones las subvenciones a asociaciones de mujeres y las ayudas para la inserción laboral de las víctimas de violencia machista.

Según concreta la socialista en una nota de prensa, el Gobierno autonómico ha eliminado los 1,6 millones de euros de fondos del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) destinados a promover la participación social de las mujeres y la promoción de la igualdad de género, de los que hasta ahora se beneficiaban entre 250 y 300 asociaciones de mujeres.

A este “recorte”, se suma la eliminación de 200.000 euros para ayudas a la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género. Estas ayudas, que afirma la socialista que “ya fueron eliminadas en 2019”, han sido “nuevamente recortadas”, por lo que las víctimas de violencia de género “no podrán tener acceso a estas becas” que les permite acceder a los programas de inserción laboral de la consejería de empleo.

El gobierno andaluz “ha endurecido” para las mujeres víctimas de violencia de género y de trata de mujeres con fines de explotación sexual su acceso a la renta mínima de inserción social a través del reciente decreto ley 10/2020, que será convalidado en el próximo Pleno del Parlamento de Andalucía.

Esta norma exigirá que, para poder acceder a dichos recursos, las víctimas de violencia o trata deberán de haberlo sido en los dos años anteriores a la solicitud, o tener medida de protección en vigor para el caso de las víctimas de la violencia de género, cuando con la ley socialista de 2017 no existía plazo temporal que limitara este acceso a la renta mínima de las mujeres víctimas. Estos ataques responden a cuestiones meramente ideológicas”

El Gobierno de las derechas está desmontando el tejido asociativo de mujeres y está ejecutando cruelmente los mandatos de sus socios Vox. El antecedente fue la “eliminación de 241 proyectos” para la igualdad, contra la violencia de género y para la atención a las mujeres en riesgo de exclusión (inmigrantes, mujeres prostituidas, trata o adicciones), “dejando sin financiar proyectos de años que daban respuesta a las mujeres más vulnerables.

La eliminación de las subvenciones a las asociaciones de mujeres, junto con otras medidas como la implantación de un teléfono de violencia intrafamiliar o la puesta en marcha de subvenciones para entidades provida tienen una clara intención política atendiendo a los dictados de Vox.